EL ESCÁNDALO DE LA CASTA QUE VIENE

Se nominan “advenedizos” a las personas o grupos sociales que se introducen subrepticiamente en una posición social, institución o actividad que no les corresponde por formación, méritos, ascendencia o promoción admisible.

En la categoría caben: el intruso, el trepa, el enchufado, el arribista… En la actual clase política se dan con frecuencia elementos de esta calaña de gente, que en el español argentino llaman “piojo resucitado”, y suelen ir de la mano de “padrinos” o “amigos” para conseguir su nueva condición.

Se dan casos bien conocidos en “ejemplares” políticos de partidos llegados de aluvión, como el populista “Podemos” o la llamada “nova aristocracia” surgida del “tres por ciento” que alimentó el independentismo catalán, desde “Convergencia”, “Esquerra” o la “CUP”, caracterizados por su forma de ser o de “estar” en la cosa pública, arramblando en nombre de “la ideología” y estableciéndose como especie nueva con desprecio de la especie habitual.

Lo contradictorio de estos bichos de la política es que tanto los podemitas como los separacionistas consiguen su condición elitista y de ricachos predicando, unos a “los pobres de la sociedad capitalista”, cuando son ellos los que arruinan la idea de comunismo mediante el “aprovechamiento de clase”; los otros, enfrentándose al “charnego” o “maqueto”, que les prepara la “tortilla española” y les tolera la engañifa del “tres por ciento” aristocrático, que beneficia a la burguesía política advenediza.

Todo ello viene a cuento de lo que cuentan muy buenas fuentes sobre “el golpe” dado por Ione Belarra, la Diputada de Podemos, nombrada por su jefe Secretaria de Estado para la Agenda 2030.

Nada mas sentarse en el sillón del cargo “de estado”, Ione se apresuró a enchufar a su pareja, Ignacio Eduardo Ramos Delgado, engordándole con el nombramiento de Asesor en el Grupo Parlamentario de “Unidas, Podemos”. El allegado por la puerta de atrás lo bordó pocas fechas después de que ambos hayan adquirido su “nido” en Puente de Vallecas, con una hipoteca que suma 141.400€, concedida por la ya celebre Caja de Ingenieros, entidad crediticia que ya avaló los prestamos del Casoplon de Pablo Iglesias e Irene Montero, y de otros advenedizos como Gabriel Rufián.

Por su nombramiento, el interfecto percibirá sueldo anual como asistente de “Unidas” la no despreciable cantidad de 29.000€ brutos en su “puesto de confianza”, que ahora cambia por el de su puesto “editor de cine”, que decía desempeñar.

La Caixa d’Enginyers, que en Cataluña también sufraga cuentas de “solidaridad” con fianzas para los independentistas, se supone que además mantiene contactos crediticios, amén de con Gabriel Rufián, otros separatistas como la portavoz de JxCat, Laura Borrás Castanyer, a la que la Sala II del Tribunal Supremo ha abierto procedimiento penal por adjudicar contratos “a dedo” a su amigo Isaías Herrero Florensa, imputándoles a una y otro delitos de malversación de caudales públicos, fraude a la administración y falsedad documental.

El amigo de Laura recibió un total de 18 contratos fraccionados por valor de 259.863€, cuando la política de marras ocupaba, entre los años 2013 y 2018, la Dirección de la Institución de las Letras Catalanas. El favorecimiento, como contrato fraudulento, reflejaba -según la Instrucción de la causa- “importes y conceptos inventados, incumpliendo las normas aplicables en el procedimiento administrativo pertinente” …, aludiendo a “gastos variados a los que Isaías debía hacer frente al recurrir a entidades tras las que se ocultaba su identidad”.

Todo un “castañazo penal” que la Diputada y Portavoz de JxCat, Laura Borras Castañer, recibe por seguir la estela del bandolerismo catalán, cuya tradición se remonta a José Pujol y Barraca, “el Boquica”, ante pasado del mismo apellido y pelaje que el ex – president de la Generalitat, que también nació en Girona, que es patria del también Presidente golpista, el fugitivo de la justicia, Carles Puigdemont.

GRAVE ESCÁNDALO DE EXPLOTACIÓN SEXUAL, PROSTITUCIÓN Y CORRUPCIÓN DE MENORES EN BALEARES

De enorme gravedad, según observamos en Muy Buena Fuente, es el escándalo surgido en el entorno del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), cuyo presidente Javier de Juan, ha sido denunciado ante la Fiscalía de Palma de Mallorca por responsables del partido político de la oposición en las Islas, Vox.

Jorge Campos, presidente de Vox en Baleares, afirma en la denuncia que “el Consell de Mallorca, a cargo del PSOE, puede haber incurrido en un grave delito al haber tenido conocimiento de los hechos expuestos ante la Fiscalía, sin haberlos puesto en conocimiento de la autoridad judicial, siendo el Instituto responsable directo de la tutela de los menores acogidos, no habiendo puesto, tras el conocimiento de los delitos relatados, los medios necesarios y apropiados para impedir la comisión de los hechos graves de prostitución infantil y explotación de menores tutelados.

Según Europa-Press (6/02/20), los dirigentes del PP en Baleares han asegurado que tanto la presidenta del Gobierno de Baleares, Francina Armengol, como la responsable del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, “intentan tapar absolutamente todo lo relacionado con los casos de prostitución de menores tutelados del IMAS. En este sentido, el Grupo Parlamentario Popular ha registrado en el Congreso una Proposición No de Ley, con propuesta de medidas con el objetivo de “evitar la repetición” de los casos de prostitución sexual de menores tutelados. Al mismo tiempo, reclama reforzar los medios legales del Observatorio de la Infancia para que los hechos delictuales, relatados y obstruidos en su investigación, sean esclarecidos y sancionados.

Sin embargo, el Partido Socialista de las Islas Baleares (PSIB) rechaza crear una Comisión de investigación en el Parlament, tal como la han propuesto Ciudadanos y Vox, para aclarar políticamente y perseguir por vía judicial los graves casos probados de explotación sexual de menores acogidos por el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales.

Escandalia, lugar moral y político de los escándalos de corrupción que asolan y arruinan la vida nacional, reprueba con acritud la dejadez y la desfachatez de la gente irresponsable llegada a la administración de la cosa publica para pisar en el fango de la degeneración, sobre todo si se trata de la niñez y juventud en formación, cuando están bajo la tutela de instituciones del Estado. Abogando por la aplicación del Código Penal con toda la severidad que el asunto reclama.

EL ESCÁNDALO DEL MANTENIMIENTO DEL “FALCON DE SÁNCHEZ”


El Ejército del Aire pone a disposición del Rey, de Jefes de Gobierno y de altos cargos, para viajes oficiales, aviones “Falcon” y “Airbus”, con gastos a cargo de su presupuesto.

Sabemos, De “muy Buenafuente”, y otras agencias, que el Gobierno gastó, en el año anterior, más de 18 mil euros en renovar la vajilla de estos aviones “de autoridades”, duplicando el gasto de “catering” (OKdiario, 30/01/19).

Ahora aparece la noticia del doblamiento de ese presupuesto para el próximo año, gasto público que pagamos todos. Según han hecho público “el Confidencial” y “La Información”, el importe de la renovación del contrato con “Gate Gourmet Spain, S.L”, es de 40 mil euros, previéndose 200 mil el mantenimiento en 4 años que durará el contrato (“La Razón”, 12/12/19).

Lo que no sabemos es la justificación que ha de hacer Moncloa del Falcon utilizado por Pedro Sánchez en sus desplazamientos, bien públicos o privados. El ejecutivo se niega a revelar los datos de costes, alegando que se trata de “materia clasificada”, y por tanto, amparada por la Ley de Secretos Oficiales.

El viaje de Sánchez a Benicàssim, según Moncloa, “costó 282,92€”, en respuesta al asesor del PP valenciano, dada por el Portal de Transparencia.

Pero ese viaje a Benicàssim, en Castellón, para asistir a un concierto nocturno del grupo The Killers, en el Festival Internacional, realizado en Falcon 900B el 22 de Junio de 2018, Sánchez lo justificó políticamente solapándolo en una visita “agendada” a la Alcaldesa de Castellón y una breve entrevista de 45 minutos con el Presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, coartada que no encubre el verdadero motivo del viaje particular y el consiguiente gasto asumido por el erario público.

El Presidente Sánchez ha utilizado estas aeronaves oficiales para desplazamientos privados, como son sus vacaciones en Doñana y Lanzarote, acompañado por su mujer e hijas, amén del mencionado viaje a Benicàssim.

Esos dispendios arbitrarios y prepotentes le han supuesto criticas y denuncias, de medios informativos y políticos, como el apelativo que le propinó el ex-Vicepresidente de la Unión Europea, Alejo Vidal Cuadras, afirmando que la conducta descarada de Sánchez “es de chulo de taberna” (TreceTV).

Derroches como éste han suscitado la alarma de Bruselas. La Comisión Europea pide que se reduzca la deuda pública y que se controle el gasto, reclamando una “política prudente” para el mantenimiento del pacto de estabilidad económica, lamentando que haya países, como España, que “no han usado los tiempos favorables para poner orden en sus finanzas”.

Esto se contradice con lo que ha afirmado la Ministra de Defensa, Margarita Robles, asegurando que los Falcon “tienen un uso exclusivamente relacionado con razones de trabajo”, y ha alegado que: “la gente no va a un Falcon ni a comer ni a beber”. Apostillando al entrevistador de “Gente Digital” de Valencia: “Yo, que he venido aquí en Falcon, y lo puedo decir sin ningún problema, únicamente bebo agua, y agua del grifo” (16/12/2019).

Pero vemos que “Chulo Sánchez” se atavía de gafas de sol para lucirlas en su viaje falconero con destino al Festival de Benicàssim, gesto que le fue reprochado, con mofa, por el Diputado del PP en el Congreso, Carlos Florián.